A medida que se acerca el ETF de Bitcoin, analistas advierten gran subida el bitcoin leer

El 11 de marzo es la fecha límite para que la SEC afirme su decisión respecto al ETF de los gemelos Winklevoss, cuya aprobación podría resultar en la entrada de 300 millones de dólares al mercado de Bitcoin. Esta posibilidad ha disparado los movimientos cambiarios en todos los intercambios Bitcoin, aunque desde luego, la negación de esta petición resultará en el estallido de la burbuja.

***

Si la Comisión de Valores e Intercambios (SEC, por sus siglas en inglés) aprueba un fondo cambiado en intercambios para Bitcoin el mes entrante, podría dispararse una carrera especulativa por el Bitcoin.

Un ETF (Fondo de índice cotizado, un híbrido entre fondo de inversión y acción) fácilmente aceptado que rastree el valor de Bitcoin podría causar un enorme flujo de dinero hacia el creciente mercado de Bitcoin, afirman los analistas. Ciertamente, lo que algunos ven como una oportunidad para que los inversores promedio participen en una de las grandes innovaciones financieras de estos años podría detonar una locura de intercambios en un mercado bastante salvaje de por sí.

Mi preocupación es que el lanzamiento de un ETF podría conducir a una exuberancia irracional si el precio de bitcoin aumenta dramáticamente”, afirmó Cristopher Burniske, líder de productos Blockchain en la firma de manejo de dinero e investigaciones ARK Investment Management. ARK invierte actualmente en el Bitcoin Investment Trust, un fondo tipo ETF que ya hace cambios sobre el mostrador pero que actualmente sólo está disponible para inversores adinerados.

 

Los Winklevoss, preparados

Tras una espera de casi cuatro años, la SEC se aproxima a la fecha límite del 11 de marzo para  cambiar una regla que permitiría al ETF Bitcoin de los Winklevoss entrar al intercambio del Mercado Global Bats.

Hay otros dos fondos que han completado peticiones similares que ofrecerían un mayor acceso a los inversores comunes a las opciones de inversión con esta criptomoneda: Bitcoin Investment Trust, dirigido por el empresario de la tecnología Barry Silbert, y SolidX Bitcoin Trust, dirigido por SolidX Partners, también esperan la decisión de la SEC sobre sus peticiones para entrar a la lista de la Bolsa de Acciones de Nueva York .

No existe ninguna garantía de que cualquiera de estas aplicaciones tenga éxito. Pero la mayoría de los observadores afirma que un ETF Bitcoin es eventualmente inevitable.

Si el Bitcoin Investment Trust obtiene la aprobación de la SEC, Mark Silbert probablemente quedaría como un nuevo estilo de niño genio de Wall Street. Igualmente, si los gemelos Winklevoss, Tyler y Cameron, tienen éxito con su ETF, se verían reivindicados luego de ser forzosamente expulsados del fenómeno de las redes sociales, Facebook.

Más aún, los Winklevoss podrían ganar de cualquier aumento de precios causados por el ETF pues se encuentran entre los mayores poseedores individuales de Bitcoin, junto al fondo de Silbert.

Los Winklevoss han declinado hacer comentarios, a través de un representante; El Sr. Silbert ha afirmado, a través de un correo, que sus abogados le han puesto en “bloqueo total” con la prensa desde que presentó su fondo para la Bolsa de Nueva York.

 

Cómo funciona Bitcoin

La naturaleza novedosa de Bitcoin -que es esencialmente una cadena de números vinculados a otro número, en un libro mayor público almacenado en la nube- intriga a los inversores, pero la SEC toma sus precauciones.

Andrew Odlyzko, un matemático de la Universidad de Minnesota, compara el Bitcoin con la isla de Yap, donde hace mucho tiempo los habitantes tallaron su moneda de piedras gigantescas y la trasladaban de un lado a otro del Pacífico en canoas. En un viaje, de acuerdo al trabajo de un antropólogo, una piedra se cayó del bote. La comunidad decidió reconocer el valor de la piedra en el fondo del mar, convirtiéndola en una moneda virtual.

“Todo el mundo sabía que estaba allí; nadie podía verla; nadie podía tocarla… pero estaba allí”, afirma Odlyzko.

Una vez que se crea una Bitcoin en un proceso de “minado” por computadora, la comunidad reconoce la propiedad de esta abstracción invisible gracias a dos números creados en este proceso. Uno es la clave pública, que es como la dirección de PayPal del dueño. Cualquiera puede enviar bitcoin a esta dirección. La otra es la clave privada, un número matemáticamente unido a la clave pública pero que sólo conoce el dueño del bitcoin.

Bitcoin ha demostrado ser una forma útil y de bajo costo de mover dinero alrededor del mundo. Pero su precio es volátil. Tan sólo el año pasado, Bitcoin cerró en un rango cambiario entre $358 y $993, de acuerdo al proveedor de datos CoinDesk.

 

La tarea de la SEC

Desde que los Winklevoss han solicitado la aprobación de su ETF en  el 2013, la SEC ha determinado algunos de los muchos, a veces bizarros riesgos  de un ETF de Bitcoin. Entre los problemas: ¿Es posible que unos robots secuestren más de la mitad de la capacidad de minado y derrumben todo el sistema? ¿Podría escindirse en dos el universo de Bitcoin como ha ocurrido con una criptomoneda rival? ¿Puede ser hackeada?

(SolidX, basado en Nueva York, el competidor más pequeño de la carrera, se distingue de los  otros dos porque promete asegurar sus bitcoins).

Spencer Bogart, un analista que sigue a Bitcoin para la firma Needham & Co., afirma que los Winklevoss ya han respondido a los problemas de seguridad: planean, por ejemplo, mantener las llaves privadas encerradas en computadoras sin conexión, que a su vez estarían bloqueadas en localizaciones seguras. Afirma que múltiples individuos en múltiples lugares tendrían que otorgar simultáneamente acceso a un actor malintencionado que quisiera las llaves, para que ocurriera un robo, un evento que considera improbable.

Aun así, Bogart imagina que la SEC podría rehusarse a dar su aprobación por razones más pedestres: un conflicto de intereses percibido porque los  Winklevoss se han quedado con tantas funciones importantes para el fondo.

No creo que exista ningún ETF que cambie en EE UU donde una sola entidad sea simultáneamente la promotora del ETF, la proveedora del precio de referencia para la acción subyacente, y la custodia de esta acción, y esto es lo que proponen los Winklevoss”, afirma Bogart, añadiendo que los  Winklevoss probablemente han usado índices y valores propietarios por razones de diseño más que por lucro personal.

En una carta a la SEC escrita en noviembre, Kyle Murray, abogado de Bats, discute que la revelación de los múltiples roles de los Winklevoss, y la participación de auditores y administradores independientes, ha mitigado cualquier conflicto potencial.

Sin embargo, el reducido tamaño del mercado de Bitcoin, podría ser un impedimento para el comercio apropiado del fondo. Sumando todos los intercambios estudiados por el proveedor de datos CoinDesk, el volumen promedio diario de bitcoins intercambiadas es de alrededor de 30 millones de dólares en EE UU. Hay mucho más comercio en China, pero estos  intercambios no serían usados por un fondo estadounidense, afirma Bogart, puesto que funcionan de manera opaca.

Bogart estima que al menos 300 millones de dólares entrarían durante la primera semana en cualquier ETF que fuese aprobado, pues se trata de una conveniente puerta para los inversores a Bitcoin. Inversores institucionales como fondos de pensión no han podido aún tomar parte de Bitcoin pues muchas de sus directrices exigen que los valores de su portafolio estén registradas con las autoridades.

Burniske afirma que es imposible comprar 2 millones  de dólares en  bitcoins en cualquier día en un intercambio de EE UU sin mover el mercado.

Y por cada acción del ETF que se comprara, un “participante autorizado” -el creador de mercado del fondo- tiene que comprar una cantidad equivalente de bitcoins.

“El mercado sentirá los efectos de participantes autorizados que salgan a obtener [$300 millones], diez veces más que el volumen diario de cualquiera de los intercambios”, afirma Bobby Cho, quien comercia con Bitcoin en “tamaños institucionales” para la firma de intercambio Cumberland Mining, la rama dedicada a Bitcoin de la firma de intercambio basada en Chicago, DRW.

“Es verdaderamente difícil tomar tal cantidad de bitcoins rápidamente”

Si el fondo de los Winklevoss no es aprobado, lo más cercano a un ETF será el Trust de Inversión de  Bitcoin, que emplea la estructura de un trust privado y es dirigido por Grayscale Investments LLC, parte de Digital Currency Group Inc. Sólo inversores acreditados pueden comprar las acciones en el mercado primario privado, donde su precio es alineado con el de bitcoin. Los inversores deben mantener sus propiedades bajo un periodo de encierro de 1 año. Luego pueden venderlas en un mercado secundario, el mercado directo OTCQX, donde actualmente se venden con una prima del 15% sobre el valor del bitcoin subyacente, margen que ha sido incluso más amplio en el pasado.

Una fuerte demanda, y quizás una falta de sofisticación, han ocasionado que los cambistas en OTC paguen sobreprecio por sus acciones, afirman Bogart y otros. Para el 31 de diciembre, el trust privado contaba con 162 millones de dólares en acciones bajo su control. Este tamaño hace que sus acciones tengan influencia sobre los mercados Bitcoin.

Por su parte, Burniske, de  ARK, afirma que se prepara para el 11 de marzo leyendo historias sobre otras burbujas financieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: