Las criptomonedas y cómo han afectado a las tecnologías

SANTO DOMINGO. La historia de las criptomonedas se remonta al año 2008 cuando un programador o grupo de programadores con nombre de usuario Shatoshi Nakamoto creó una publicación sobre una moneda digital la cual no estuviera sujeta al control de bancos o gobiernos.

La nueva moneda electrónica sería utilizada de persona a persona y estaría regulada por los mismos usuarios, los cuales aprobarían o no las transferencias y compras.

Para 2009 el Bitcoin vio la luz y desde entonces se ha convertido uno de los temas tecnológicos y económicos que más ha polarizado a expertos e individuos.

Los beneficios de esta nueva moneda y método de pago es la eliminación de bancos y/o gobiernos como entidades de intermediación financiera que cobren impuestos y aprueben el pago de productos y servicios.

Dentro de la lista de criptomonedas que existen se encuentran: Bitcoin, Ethereum, Ripple, NEM, LiteCoin, IOTA, NEO, entre otras.

Estos tipos de moneda digital han sido acogidos como sistema de pago por diversos sectores del mercado. A parte de la compra de productos y servicios, las monedas digitales como el Bitcoin puede ser cambiadas por capital común como el dólar.

¿Cómo funciona?

La búsqueda de las criptomonedas se hace a través de computadores que descifran ecuaciones matemáticas que generan la moneda. Este proceso es conocido también como “minar”.

Los computadores utilizados para minar, también sirven para el registro de todas las transacciones a nivel mundial de la moneda digital.

Todas estas transacciones y procesos se llevan a cabo en el libro digital público llamado “Blockchain”, el cual guarda todas las actividades desde la creación de la criptomoneda hasta el más reciente movimiento de la moneda digital.

Los usuarios son los encargados de verificar, aprobar o cancelar las transacciones que consideren, evitando fraudes.

¿Los problemas?

El problema económico de estas criptomonedas es la inestabilidad en el valor de la moneda.

El Bitcoin llegó a cotizarse a inicios del año 2018 en US$19,870.62, para luego derrumbarse y cotizarse a 5,813.03, según datos del portal web Blockchain.

Otro de los problemas que enfrentan los usuarios de la criptomoneda son los altos costos de los equipos tecnológicos para crear computadores dedicados a la minería de la moneda.

A esto se le suma el costo de electricidad, debido a que los centros de minería o “granjas” como se les conoce comúnmente, necesitan estar en funcionamiento de manera continua.

La creación de un equipo para minar criptomonedas “dependerá de varios factores, como el costo de la energía eléctrica en tu país, combinado a la eficiencia de tu computador y tarjetas de video, las cuales te dirán si es factible”, asegura el ingeniero en telemática Rafael Sánchez Disla.

En cuanto a la seguridad, Sánchez Disla asegura que sí existe la posibilidad de que alguien pueda robar la clave del archivo encriptado y realizar transferencias que luego no se podrán recuperar.

Efectos en la tecnología

Uno de los mercados que más se ha visto afectado por las criptomonedas es el de las piezas de computadores.

El uso de tarjetas gráficas o GPU’s en la creación de granjas para minar monedas digitales ha llevado al aumento en la demanda y por consiguiente en el precio de estos productos.

El precio base de la Nvidia GForce GTX 1070 es de unos US$380, pero la demanda de estas tarjetas gráficas aumento el costo hasta llevarlas por encima de los US$700, según reporta el medio Polygon.

“Tiene un efecto negativo porque aparte del aumento de los precios, productos como las tarjetas de video se escasearon en el mercado. GPU’s como los AMD no aparecían. Y el precio de las RAM también se afectó porque estos componentes son utilizados en las tarjetas gráficas”, menciona el ingeniero en electromecánica Félix Sánchez.

Esto ha llevado a que la construcción de computadores caseros se convierta en algo extremadamente costoso. Las conversaciones sobre las criptomonedas seguirán, y los efectos de esta moneda digital no solo se verán reflejados en el campo de la economía, sino en otros como el mundo tecnológico.

Image
fuente diariolibre.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: